HACE SETENTA AÑOS


“La libertad no es más que un fantasma inofensivo mientras existan hombres que puedan matar impunemente de hambre a otros. La libertad es un fantasma inofensivo cuando a través de un monopolio el rico logra ejercer el derecho de vida y muerte sobre sus semejantes.” JACQUES ROUX

Publicado por Jacques Roux (EL AZOTE DEL TIRANO)

http://el-azote-del-tirano.blogspot.com.es/2014/11/hace-setenta-anos.html

 

LA INVASIÓN DEL VALLE DE ARÁN EN 1944, PODRÍA HABER CAMBIADO LA HISTORIA DE ESPAÑA Y LA DE EUROPA

Eran 4.000 españoles, excombatientes del Ejército Popular de la II República que, tras la derrota y el exilio, se incorporaron a las tropas aliadas que combatían la ocupación alemana de Francia. En el verano de 1944 habían contribuido –en algunas regiones del Sur, muy decisivamente– a la derrota de los nazis y su expulsión del suelo francés, pero allí no había acabado su historia. Ellos habían luchado en Francia, pero no por Francia. Habían vencido en Francia sólo para tener una oportunidad de volver a luchar en España. Para volver a luchar por España.

Eran 4.000 hombres, y en octubre de 1944 empezaron a cruzar los Pirineos por todos los pasos fronterizos, en pequeños grupos. Estas maniobras de distracción, destinadas a desconcertar y dispersar a los destacamentos que guarecían las fronteras, tuvieron tanto éxito que el 19 de octubre, el grueso de las tropas penetró sin oposición alguna en el valle de Arán. El ejército de la Unión Nacional Española, pues ése era su nombre, izó banderas tricolores en todos los pueblos del valle y se dispuso a esperar.

Ése era su objetivo. El plan ideado por Jesús Monzón, secretario general del Partido Comunista de España en el exilio francés primero, en la clandestinidad en el interior después, consistía sólo en eso. Ocupar un pequeño territorio, a un paso de la Francia recién liberada, y resistir el tiempo necesario para provocar una invasión aliada de la España franquista. El valle de Arán, una rareza de la geografía política, estaba aislado por los Pirineos de España, no de Francia, y la nieve lo mantenía aislado del resto del territorio nacional durante el invierno excepto por un paso muy fácil de defender. Instalar un Gobierno republicano provisional en Viella provocaría la acumulación de tropas franquistas en el borde mismo de la frontera francesa, un riesgo que los Aliados no se podrían permitir. Eso era lo que pensaba Jesús Monzón. En eso se equivocó, porque él, como el resto de los republicanos españoles, no podía concebir que los Aliados escogieran apoyar a Franco antes que a su oposición democrática.

Después, durante décadas, se esgrimieron toda clase de argumentos para maquillar esa amarga verdad. Todos dijeron que los invasores estaban locos, que habían sido unos ingenuos, que estaban manipulados, que la operación fue una chapuza, una estupidez, una ocurrencia, que les había faltado valor, que les había faltado inteligencia, que les había faltado sentido de la oportunidad histórica. Por una vez, los enemigos más irreconciliables se pusieron de acuerdo para insultarles, y los franquistas se rieron de ellos en público para ocultar que no habían sido capaces de pararlos, los dirigentes del PCE se apresuraron a quitarles importancia porque la operación no se les había ocurrido a ellos, y los Aliados ni siquiera los mencionaron, para que nadie pudiera reprocharles la verdad, que los habían traicionado, que los habían dejado tirados, que después de haberlos tenido en sus propias filas, luchando hombro con hombro contra los nazis, habían preferido apoyar a un dictador fascista y considerar que la invasión era un asunto interno de España.

Así, entre todos enterraron la invasión del valle de Arán, condenaron primero a la ignominia, luego al olvido, a esos 4.000 hombres que, hace ahora setenta años, se jugaron la vida por la democracia de su país, que es el nuestro. Y este verano, mientras en toda Europa, en todo el mundo, se celebraba el 70º aniversario del final de la II Guerra Mundial con palabras calientes de amor y admiración por los demócratas que derrotaron al fascismo, y se engalanaban las calles, las plazas de medio mundo, para recitar largas listas de nombres de héroes, como un inmortal tributo de gratitud a los campeones del antifascismo, la democracia española se puso de perfil, tan al margen como había estado la dictadura franquista en 1944, como si aquí nadie hubiera luchado nunca contra el fascismo.

Hace muy poco, entre el 19 y el 27 de octubre de 2014, se ha cumplido el 70º aniversario de la invasión del valle de Arán, y el Estado español no se ha acordado. La democracia española no ha tenido el menor gesto, ni un acto, ni un homenaje, ni una sola palabra de gratitud para aquéllos que pretendieron implantarla hace setenta años, ahorrándole a este país cuatro décadas de una sangrienta dictadura.

Es como si no hubiera pasado nada, y sin embargo pasó.

Yo lo recuerdo, les recuerdo, y agradezco su ejemplo, su generosidad, su coraje.

 

Publicado en NOTICIAS POLÍTICAS | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

INCREMENTO DEL NÚMERO DE SUICIDIOS EN ESPAÑA MOTIVADOS POR LA CRISIS Y SILENCIADO POR LOS MEDIOS


MAPA DE LOS SUICIDIOS EN ESPAÑA

MAPA DE LOS SUICIDIOS EN ESPAÑA

La crisis arruina y mata. En España se producen a diario casos de suicidio ante los que los medios no informan.

Se trata de no provocar alarma social y de atenuar la tragedia, se dice. De nuevo los efectos por encima de las causas.

Los ultimos datos oficiales corren de la fecha del 2011 al 2012 de la foto principal. Los suicidios aumentaron en España un 11,3% entre 2011 y 2012. Según los datos publicados por el INE, en España hubieron 3.539 casos (7,5 cada 100.000 habitantes) durante el 2012, la mayor cifra registrada desde el 2005. Cabe constatar que desde que empezó la crisis este incremento es mucho menor, un 2,8% entre 2008 y 2012. Este menor aumento se debe a que entre 2008 y 2010 la tasa de suicidios disminuyó pasando de 7,49 casos cada 100.00 habitantes a 6,69 y posteriormente aumentó pero muy levemente hasta los 6,74 en 2011.

Si bien el total de casos registrados durante los años de crisis no difieren en gran medida al de los años anteriores a la misma, sí que es signtificativo el aumento registrado entre 2011 y 2012.

Más hombres que mujeres

Un 77% de las personas que decidieron quitarse la vida en 2012 fueron hombres y un 23% de mujeres. Este mayor porcentaje de casos masculinos es apreciable en todas las provincias españolas así como a lo largo de todos los años estudiados (2008-2012).

Provincias

La provincia que registra una mayor tasa de suicidios en 2012 esLugo (16,1), seguida de Granada (14,4). En Galicia y Asturias se observan las tasas más altas durante el periodo estudiado. Las provincias del centro de España, con Madrid (1,5) a la cabeza, son las que registran una menor tasa de suicidios.

Menor que en otros países desarrollados

Según datos de la OCDE, los casos registrados en España son inferiores al de otros países desarrollados. España, con una tasa de 6,2 suicidios cada 100.000 habitantes en el 2011, tiene una tasa menor a la de Portugal (8,5) y está muy lejos de los altos valores que registra Japón (20,9).

Las causas tienen nombre y apellidos: casta política y financiera. Uno de los últimos casos ha sido el de una mujer minusválida en Málaga. La prensa ocultó el suceso, pese a la aparatosidad de su muerte, presenciada en vivo desde la calle por más de un centenar de personas.

Isabel, divorciada de 56 años, no pudo superar el hecho de verse obligada a dejar su vivienda como consecuencia de un desahucio. La mujer se arrojó a la calle desde el undécimo piso de su vivienda, en la calle Maestro Chapí. Ocurrió el pasado día 7. El cronista se enteró del suceso a través de uno de los testigos presenciales, uno de los muchos que fueron testigos de los agónicos minutos de espera, con la mujer subida a la barandilla del balcón, de espaldas a la calle y haciendo oídos sordos a las desesperadas llamadas disuasorias de policías, bomberos y vecinos.
Son noticias que sacuden el país casi a diario y que no se mencionan. Ningún responsable político habla de la proliferación de suicidios en España. Pocas veces aparecen reflejados en las crónicas de sucesos.

Las depresiones con consecuencias fatales afectan, sobre todo, a empresarios que han visto derrumbarse el trabajo de una vida. Dado que España es un país de empresas familiares, la ruina tiene una connotación especial. Ante el fracaso, el sentimiento de responsabilidad es aún mayor, y de ahí la desesperación.

«Lo siento, pero no me queda otra salida. Cuidate mucho». Con estas palabras, Isabel se despidió telefónicamente de una amiga antes de poner fin a su vida. Es uno de los pocos casos de los que hemos tenido cuenta. La mayoría de los suicidios españoles tienen lugar en la más absoluta oscuridad, sin que trascienda su tragedia.
Aunque no hay cifras oficiales y muchos de estos casos se camuflan como accidentes, hay un suicidio diario a consecuencia de la precariedad económica, según Eures, la red creada por la Comisión Europea para facilitar la movilidad laboral.

Se trata de empresarios, desempleados, autónomos, incluso jubilados con pensiones de miseria que se quitan la vida por falta de dinero, de trabajo, o desesperanza.
Los empresarios hablan de situación dramática. En los tres últimos años se han cerrado decenas de miles de empresas. Sus denuncias se refiere al peso excesivo de los impuestos, la falta de inversiones gubernamentales, retraso en los pagos por parte de las administraciones públicas, excesiva burocracia y corrupción.

Viven de la pensión del abuelo

En muchos medios se presenta la imagen de una España desesperada por la crisis: Precios por las nubes, salarios inmóviles (entre los más bajos de Europa), y récord de impuestos. Con este panorama desolador, algunos confiesan que tienen que hurtar productos alimenticios en los supermercados para poder sobrevivir. Por si fuera poco, las familias no gastan ya. Muchas viven de la menguada pensión del abuelo. Es el peor momento en relación con el consumo en más de 70 años.
También entre los empleados que han perdido su puesto de trabajo está habiendo suicidios. Eso sin contar los jóvenes que han caído en los brazos de la droga debido a la falta absoluta de expectativas de futuro. Se teme que el número de drogodependientes en España esté superando las cifras registradas en la segunda mitad de los 70. Ante la falta de medios para adquirir la droga, se recurre a sustancias ‘estupefacientes’ tan insólitas como las que se elaboran a través de las boñigas de vaca, según relata a AD una fuente policial.

Es difícil saber qué suicidios se deben en su integridad a la crisis o bien se habrían producido igualmente debido a la inestabilidad psíquica de las víctimas. De todos modos, es un hecho incontrovertible que estos sucesos se han disparado.
Es un presente duro el que está viviendo España. Tal vez el peor desde la guerra civil española. Y lo peor es que hay poco margen para la esperanza. ¿Cuántos más suicidios se seguirán ocultando en los próximos meses?

Fuente: Incremento del número de suicidios en España motivados por la crisis y silenciados por los medios

Publicado en CAPITALISMO SALVAJE, ECONOMÍA POLÍTICA, EXCLUSIÓN SOCIAL, LOS SUMISOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN, NEOLIBERALISMO, PP | Etiquetado , , | Deja un comentario

LA CENA DE 1966 DONDE SE FRAGUÓ EL ACTUAL SISTEMA BIPARTIDISTA


La cena de 1966 donde se fraguó el actual sistema bipartidista

Imagen del informe redactado por la Dirección General de Seguridad. FNFF

Artículo publicado en el número de diciembre de La Marea, a la venta en quioscos y en nuestra tienda virtual

Un informe de los servicios de inteligencia de la dictadura, datado en 1966, narra el transcurso de una cena en la que participó el entonces príncipe Juan Carlos de Borbón. El documento pone de manifiesto los movimientos de la oligarquía franquista y del futuro monarca para preparar un régimen post-dictatorial que pudiera homologarse a los países europeos del entorno. Eso sí, en la cena quedaba muy claro que el sistema  resultante tendría que ser fuertemente bipartidista. “El príncipe aludió a que habría que evitar los excesos del pluripartidismo, a lo que Villar [Masso] y otros abundaron en que bastaría con una inteligente Ley Electoral para que se pudiera garantizar en la práctica el sistema de dos grandes partidos, socialista democrático y demócrata cristiano, con algún otro sector marginal o complementario”, se explica en un documento firmado por la Dirección General de Seguridad al que ha tenido acceso La Marea y que se encuentra en el archivo de la Fundación Francisco Franco.

El dictador estaba obsesionado por saber si el futuro rey Juan Carlos le era adepto o se había equivocado con su designación como sucesor. Por ese motivo había dado órdenes a sus servicios de información para que le detallaran cada paso que el príncipe daba y cada reunión en la que participaba.

En la cena, que tuvo lugar el 27 de mayo de 1966, nueve años antes de la muerte del dictador, estaba presente también el “prestigioso” –en palabras del propio Servicio de Información– abogado Joaquín Garrigues Walker. El letrado, considerado uno de los artífices de la Transición, fue fundador de la Federación de Partidos Demócratas y Liberales (FPDL), que acabaría integrándose en la Unión de Centro Democrático (UCD), formación con la que llegó a ser diputado por Madrid y por Murcia y ministro de Obras Públicas con Adolfo Suárez.

El informe, con número 26686, también da cuenta de los otros 10 comensales que participaron en aquella cena. Entre los asistentes se encontraban prominentes hombres de negocios y de la vida social y académica del momento, como el falangista y miembro del Opus Dei Hermenegildo Altozano; el presidente de Telefónica, Antonio Barrera; el consejero del Banco Urquijo Pedro Durán; el presidente de la Asociación Católica Nacional de Propagandistas, Alberto Algora; el catedrático de la Universidad de Navarra Antonio Fontán; el notario Alberto Ballarín; el catedrático de la Universidad de Santiago Carlos Fernández Novoa y otros nombres ilustres del momento. Muchos de ellos desempeñaron un papel clave en el proceso de construcción de la Transición. En este sentido se puede destacar a Antonio Fontán, primer presidente del Senado, de 1977 a 1979; a Antonio Barrera, ministro de Hacienda en 1973; y a Manuel Ortínez, quien participó en las negociaciones para la vuelta a Cataluña de Josep Tarradellas con el visto bueno del rey Juan Carlos.

La conversación que se mantuvo en aquella cena fue filtrada por uno de los asistentes. En el informe se detalla que el entonces príncipe “habló con respeto de la figura del jefe de Estado” y que sostuvo que “el balance del Régimen sería positivo”. Sin embargo, los asistentes se mostraban cautos ante el hecho de que se le asociara públicamente y de manera estrecha con el dictador. El príncipe estuvo “a la vez espontáneo y prudente”, “muy en su papel” y, eso sí, “no comprometiéndose en ningún momento”. El documento asegura que la conversación fue “viva y muy libre” y las “bases comunes” sobre la configuración del régimen postfranquista, como la instauración de un bipartidismo fuerte, “se revelaron muy grandes”. El resto de la historia es ya conocida. La Transición instauró un sistema dominado por dos grandes partidos que en las últimas décadas han evitado esos “excesos del pluripartidismo” que tanto preocupaban a Juan Carlos de Borbón, pero que hoy está más en cuestión que nunca.

Publicado en CANDIDATURAS POLÍTICAS, NOTICIAS POLÍTICAS | Etiquetado , , | Deja un comentario

MOCIÓN DE CENSURA CIUDADANA CONTRA RAJOY


rajoy-congreso-11abril

MOCIÓN DE CENSURA CIUDADANA CONTRA RAJOY

Estamos soportando una presidencia del Gobierno que es una tomadura de pelo. Debiera existir un procedimiento extraordinario que permitiera a la ciudadanía impugnar esa presidencia si las cosas se llevan tan lejos como está llevándolas Rajoy. Debiéramos poder iniciar un proceso que lo cesara si, ante hechos tan graves como los que vivimos, el presidente no tiene la dignidad de dimitir. Lejos de ello, esta semana el presidente ha asomado la cabeza para dedicarla a mentir.

Rajoy había anunciado que viajaría a Cataluña el pasado fin de semana. Y así ha sido. Pero, en el colmo de la ineptitud y la soberbia, ha ido para reunirse únicamente con los suyos. Dado el conflicto con esa Comunidad, su obligación política no era tal, sino precisamente la contraria: hablar con Mas y con todos los políticos y actores sociales implicados en el proceso soberanista. Ser presidente del Gobierno de la nación a la que, hoy por hoy, pertenece Cataluña obliga a ello, no a pasar el finde con peperos, al mejor estilo Aznar: hablando catalán en la intimidad. Es una burla a los propios catalanes y a todos los ciudadanos del Estado. Esa visita no ha llegado ni a la categoría de la pantalla de plasma.

De paso, Rajoy nos ha tomado un poco más el pelo asegurando que España es “un país que tiene unas infraestructuras como nadie, que es líder del crecimiento en la eurozona y nos ponen como ejemplo de gobierno reformista y de cómo salir de la crisis”. Líder como nadie. Y, desde un cinismo solo comparable al de Camacho -que afirmó que Rajoy ha sacado a España de la crisis y ha sabido dar respuestas a la lacra de la corrupción-, el presidente afirmó que hablará con todo el mundo, “como siempre”, pero con la condición de que no se toque lo que él llama la unidad de España. Como siempre. Una desfachatez que no debe permitirse un presidente que dice serlo de todos, incluidos los catalanes. No ya altura, el mínimo exigible a un presidente del Gobierno de la nación es sentarse a hablar justo con quienes no están conformes. Para recibir los aplausos de los suyos bien debiera bastarle el SMS, al que tan aficionado es cuando se trata de mandar mensajitos a quien no los merece.

Un par de días antes, Rajoy había hecho en el Congreso de los Diputados una defensa de Ana Mato que sonrojó a cualquier persona un poco decente. Lejos, por supuesto, de tener la valentía de reconocer las implicaciones del PP en la trama Gürtel, habló de problemas serios en su partido, pero lo hizo como un capo que defiende la perogrullada interesada de que problemas hay hasta en las mejores familias. De las peores, ni hablamos. Lejos de echar a la ya ex ministra de Sanidad por estar imputada en esa trama y tener que sentarse ante el juez para explicar de dónde salían los Jaguar que se encontraba, sin sorpresa alguna, en el garaje, Rajoy la mantiene en el Comité Ejecutivo de PP, órgano máximo del partido. Tendría que echarla del Consejo como hace tiempo tenía que haberla echado del Ministerio de Sanidad (más allá de la corrupción, su gestión de la crisis del ébola fue desastrosa y la ex ministra se va a casa impulsada además por la ola de la Marea Blanca).

Lejos de haberse callado, como le es habitual cuando menos debiera, Rajoy decidió hablar. Pero no para hacer autocrítica, qué quimera, y mucho menos autodepuración, sino para trasladar una teoría sobre la corrupción que debe quedar en los anales de la desvergüenza política: dijo que corruptos hay desde que estamos en este planeta y prácticamente vino a echar la culpa a los medios de la desconfianza de los ciudadanos en las instituciones, por insistir tanto en los casos de corrupción.

Es todo mentira. Rajoy miente más que habla. Es todo lo que hace. Sus medidas contra la corrupción son mentira. Sus declaraciones sobre Cataluña son mentira (tan mentira como Aznar hablando catalán en la intimidad). Sus conclusiones sobre Mato son mentira (tan mentira como el desconocimiento de ella sobre la procedencia de un Jaguar en su garaje). Y lo sabemos. Sabemos que miente Rajoy y que miente su Gobierno. Debiéramos poder defendernos de esta agresión a la democracia y a nuestras vidas. Debiera existir una herramienta ciudadana, no parlamentaria, que permitiera impugnar al presidente. Por incompetencia, dejación de responsabilidades (¿es que no se entera de nada de lo que pasa en la cúpula de su partido?, ¿es que no conoce sus propias incompatibilidades?: mentira). Por degradar hasta el subsuelo la calidad democrática y por engaño al Parlamento y a la ciudadanía.

Debiéramos tener la posibilidad de no tener que conformarnos con que el tiempo ponga a cada uno en su sitio. 

Publicado en NOTICIAS POLÍTICAS, PP | Etiquetado , | Deja un comentario

EXTRAORDINARIA REFLEXIÓN DE JESÚS MARAÑA, CONTUNDENTE Y DESOLADORA


En el país del ‘pequeño Nicolás’

http://www.infolibre.es/noticias/opinion/2014/11/23/

en_pais_del_pequeno_nicolas_24331_1023.html

En el país del pequeño Nicolás ocurren (como en Blade Runner) cosas que vosotros nunca creeríais si vivierais en planetas lejanos o incluso en países cercanos.

– En el país del pequeño Nicolás, un yerno del rey puede dedicarse durante años a recaudar dinero público y desviarlo a cuentas privadas con el asesoramiento de algún alto cargo de la propia institución monárquica, sin excluir el uso de recomendaciones del propio titular de la corona.

– En el país del pequeño Nicolás, un presidente del Gobierno puede negarse a explicar los motivos por los que enviaba SMS dando ánimos y todo su apoyo al tesorero de su partido días después de que todos los españoles conocieran que ese individuo tenía en Suiza cuentas bancarias con al menos 47 millones de euros.

– En el país del pequeño Nicolás, la secretaria general del partido en el Gobierno puede definir el pacto millonario al que llega con ese tesorero, imputado por corrupción, como “indemnización en diferido en forma de simulación…

– En el país del pequeño Nicolás, un señor que presidió la Generalitat de Cataluña durante veinte años puede reconocer públicamente que estuvo otros tantos engañando al fisco al tiempo que proclama que cualquiera que lo acuse de defraudador sólo pretende hacer daño a Cataluña.

– En el país del pequeño Nicolás, un señor que sigue presidiendo Extremadura reconoce públicamente que cargó al Senado viajes privados durante 19 meses, pero que quienes le reprochan tal cosa sólo pretenden hacer daño a Extremadura.

– En el país del pequeño Nicolás, la ministra de Sanidad (que antes de llegar a serlo no se percató de que en su propio garaje había un Jaguar de origen desconocido) puede seguir en el cargo después de que su propio Gobierno la desautoriza al quitarle la responsabilidad de la solución a una crisis de salud pública tras cinco días de reacción caótica.

– En el país del pequeño Nicolás, un señor que preside una de las grandes empresas eléctricas puede asistir impávido al vaciamiento de la propia compañía por su accionista mayoritario (italiano por más señas) al tiempo que asesora a otras grandes empresas energéticas comodelegado en España de un banco de negocios (italiano por más señas).

– En el país del pequeño Nicolás, un inspector de Hacienda colocado al frente de Caja Madrid por ser amigo del presidente del Gobierno puede dejar documentado por email que conocía que las preferentes eran un producto averiado, engañoso y arriesgado, pero a la vez puede lograr que los tribunales no acepten como prueba sus correos corporativos y expulsen de la carrera judicial al peculiar togado que lo encarceló unos días.

– En el país del pequeño Nicolás, puede llegar a ministro de Economía un señor que dirigía Lehman Brothers en España y Portugal en 2008, justo cuando la entidad quebró por el escándalo de las hipotecas subprime, y que fichó entonces por PricewaterhouseCoopers, justo a tiempo de que esta consultora diseñara los acuerdos de grandes multinacionales con Luxemburgo para pagar menos impuestos (o ninguno) a la Hacienda española. Y que una vez aplicada la cirugía sangrienta de la llamada austeridad, aspira a presidir el Eurogrupo de la mano de su colega Jean-Claude Juncker, actual presidente de la Comisión Europea y primer ministro de Luxemburgo en la fecha del llamado LuxLeaks.

– En el país del pequeño Nicolás, decenas de representantes nombrados por los principales partidos políticos, instituciones municipales y sindicatos pueden disfrutar en Caja Madrid de una tarjeta B con la que se paga cualquier cosa sin tener que justificar el gasto, pero a nadie sorprende, mucho menos aún a quienes con esa tarjeta acuden a un cajero para sacar dinero en efectivo como si se acabara el mundo (y muy especialmente cuando veían que se les acababa el chollo).

– En el país del pequeño Nicolás… los ejemplos del esperpento nacional llenarían varias pantallas.

El país del pequeño Nicolás es, lógicamente, el mismo en el que muchos profesionales siguen preguntando al cliente si quiere factura “con IVA o sin IVA” por el trabajo que hacen; el mismo en el que muchos clientes a su vez contratan solo a quien defrauda al fisco; el mismo en el que el personal acude a aplaudir y vitorear a una folclórica condenada por blanqueo de capitales; el mismo en el que se reúne más gente en el funeral de una aristócrata que en una convocatoria en defensa de la sanidad pública.

En el país del pequeño Nicolás puede incluso aparecer un pequeño Nicolás (“es un apodo estúpido; siempre me he llamado Fran”) que ocupa portadas y el prime time en televisión porque dice haber trabajado para la Corona, para el CNI y para Presidencia del Gobierno, con el encargo, por ejemplo, de “solucionar el problema catalán”.

Y lo que vosotros y nosotros (si viniéramos de Marte, incluso de países muy cercanos) nunca creeríamos, aquí termina por asumirse (y fagocitarse) simplemente como ‘Marca España’.

Publicado en CAPITALISMO SALVAJE, PENSAMIENTO CRÍTICO, REFLEXIÓN SOCIAL | Etiquetado , , , , | Deja un comentario